Soluciones

Problemas Sexuales

problemas sexuales miedo verguenza culpa placer sexo sexualidad mujer tapada cuerpo desnudo

 

PROBLEMAS SEXUALES: MIEDO, VERGÜENZA Y CULPA ANTE EL PLACER.

Los problemas sexuales son muy comunes. Todos los hemos vivido al menos una vez en la vida, en distintos grados.
 
Las llamadas disfunciones sexuales se deben a una tensión emocional -y por consiguiente tensión muscular-, que afectan la respuesta sexual en sus distintas etapas (deseo, excitación, orgasmo) Esta tensión impide la relajación y el goce que son parte del sexo.

 

SI HAY TENSIÓN, NO HAY PLACER.

Principalmente la tensión emocional y muscular tienen su origen en sentimientos de miedo, vergüenza y culpa sobre nuestra dimensión sexual.
 
Hemos construido una cultura que es efectiva en inducir represión respecto a nuestra experiencia sexual. Nos avergüenza nuestro cuerpo, nos avergüenza nuestra excitación y deseo sexual. Al mismo tiempo la cultura nos dice que el cuerpo sólo es deseable si cumple con un canon específico de edad, de formas, tamaños, volúmen, etc., y somete ese cuerpo como objeto de consumo. Si nuestro cuerpo no cumple con ese canon entonces sentimos vergüenza. Y ya sabemos que vergüenza es sinónimo de tensión y contracción.
 
Estas ideas nos hacen sentir presionados por una expectativa distorsionada de nosotros mismos y de nuestra pareja sexual. Así es normal sentir miedo a no gustarle al otro, a no satisfacer al otro, a que se burlen de nuestro cuerpo, etc. (Te comparto un artículo que habla al respecto. Se llama “No me gusta mi cuerpo”)
 
verguenza sexo miedo culpa sexualidad sexual
 
Para entender los problemas sexuales, debemos entender la fuente de miedo, vergüenza, culpa y dolor. Se puede sumarizar en cuatro ejes principales:
 
  • Educación restrictiva. Cuando en la crianza nos han introducidos ideas de que el sexo es malo, pecaminoso. Restringido sólo a la oscuridad de la habitación, sólo aceptable dentro del matrimonio, con fines reproductivos o como obligación. Que condena la masturbación, la exploración corporal, etc. Cada mensaje de censura en la niñez y en la adolescencia, que condenó la autonomía sexual.

 

  • Ideas erróneas respecto al sexo y al placer. Cuando incluso en nuestra adultez sostenemos ideas como “la mujer debe satisfacer al hombre”, “el hombre si es macho puede acostarse con cuanta mujer quiera“. Incluye escasa o nula educación sexual, como no considerar los procesos y tiempos de excitación o la dimensión afectiva que son propias de la sexualidad, y cometer errores como por ejemplo llegar a una penetración mecánica y brusca (encuentro sexual centrado en el pene y en el goce masculino)

 

  • Miedos y fobias: Miedo a la penetración, al embarazo, a contraer alguna enfermedad, a no tener una “performance” adecuada, etc. Miedo al “qué dirán”, miedo a perder el respeto de la pareja o de alguien significativo si es que expresamos abiertamente nuestro deseo. Miedo/resentimiento a la intensidad sexual femenina, miedo/resentimiento a la dinámica de poder que se puede expresar en el sexo. Miedo/resentimiento a abrirse emocionalmente con la pareja porque implica vulnerabilidad. Miedo a la reacción de la pareja si es que somos honestos respecto a nuestras preferencias o necesidades sexuales/afectivas.

 

  • Experiencias dolorosas o traumáticas previas. Historial o episodios de experiencias sexuales no deseadas como acoso, abuso o violación. Episodios de humillación en privado o en público. Cualquier experiencia donde la confusión o sensación de vulneración se mezclaron con el placer sexual.

 

Si te fijas, los 4 ejes tienen en común que son experiencias con una connotación negativa. Esto es lo contrario del sentido de la sexualidad.
 
La energía sexual por naturaleza es expansiva, regeneradora, creativa. Energía vital y energía sexual son expresiones de la misma fuente. Cada célula del cuerpo pulsa vida porque está imbuida de esa energía. Las funciones de reproducción y regeneración celular se alimentan de esa misma energía. Si es tan importante para vivir, ¿por qué condenamos entonces la energía sexual?
 
Nuestros padres, abuelos, también tienen registros emocionales negativos en torno a la sexualidad. Quizás no te das cuenta, pero repetimos patrones de pensamiento y conducta que adquirimos en nuestra infancia. Aunque no queramos, vivimos esos mensajes represivos y los transmitimos a la pareja, a los hijos. En ese contexto es esperable que la dimensión sexual siga siendo confusa y difícil para las personas.
 
En lo que respecta a ti, vivir con un conflicto sexual implica que tu vida se torna una expresión reprimida de quién eres. Tu potencial de desarrollo se mantiene minimizado por la fuerza de las creencias limitantes que absorbiste y reforzaste en tu vida.

 

CÓMO IMPACTA LA TENSIÓN EMOCIONAL/MUSCULAR EN TU VIDA SEXUAL.

 

Problemas Sexuales
La vergüenza del cuerpo es un tremendo impedimento para el placer erótico.
 
Si no leíste todo lo anterior, te cuento que los problemas sexuales se deben a sentimientos de vergüenza, miedo y culpa, que generan una tensión emocional y muscular crónica. La tensión va de la mano con ideas erróneas o creencias limitantes en torno al sexo. 
 
Esta tensión muscular a nivel pélvico es el síntoma físico que tienen en común los siguientes problemas sexuales:
  • Vaginismo: Dificultad de realizar el coito, debido a la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina.
  • Dispaurenia: Dolor o molestia antes, después o durante el coito.
  • Anorgasmia: Inhibición recurrente y persistente del orgasmo.
  • Eyaculación precoz y eyaculación retardada.
La tensión emocional implica rigidez muscular que no sólo dificulta una penetración placentera, sino también insensibilidad durante la penetración. A veces no hay mayor dificultad para la penetración, pero una contracción específica en la zona del ano impide el orgasmo por penetración vaginal (necesidad de control de las situaciones, incluso cuando el sexo implica entregarse al placer)
 
En el hombre, la tensión crónica de la base del pene y del periné, implica que él comienza el coito con una tensión excitatoria tal como si llevara un buen rato de penetración, lo que deriva en eyaculación precoz. Por otro lado, la tensión crónica a nivel abdominal y generalizada en la pelvis, muslos y glúteos son factores que participan en la configuración psicológica de control y dinámicas de poder asociadas a la eyaculación retardada.

 

CÓMO TRATAMOS LOS PROBLEMAS SEXUALES EN LA TERAPIA

 

Copyright Shae Detar
 
En la terapia nos centramos en contrastar y despejar las ideas erróneas o creencias limitantes en torno al sexo, al mismo tiempo que reducimos la tensión muscular crónica de la pelvis, genitales, glúteos, ano y muslos.
 
Utilizamos ejercicios corporales específicos, que tienen como objetivo:
 
  • Generar consciencia de la tensión sostenida
  • Suavizar el nivel de tensión muscular lo máximo posible.
  • Facilitar una descarga emocional respetuosa, paulatina y consciente, de cualquier registro emocional asociado a la tensión emocional.
  • Abordar el conflicto personal (miedo, vergüenza, culpa, dinámicas de poder) que impiden el contacto emocional y la entrega al goce sexual.

 

La aproximación es siempre respetuosa, sutil. Te acompañaré en el proceso de liberarte de la culpa y la vergüenza. Aplicando consciencia podrás cuestionar las creencias limitantes, obsoletas, y liberarte del miedo asociado al sexo. En ti llegarás a descubrir el tremendo potencial de placer que tiene tu cuerpo.
 

La sexualidad es tu fuente de vida. Todo tu cuerpo y tu mente se nutren con las pulsaciones de tu energía sexual. Si tu energía sexual está bloqueada, la vida se vuelve marchita, sin sabor, sin color. Tu energía sexual debe fluir para mantenerte feliz, sano, pleno.

 

En el proceso construirás una visión y experiencia nueva de tu sexualidad. A medida que se van desbloqueando las tensiones musculares, la energía fluye más libre en tu cuerpo. Vivirás un caudal vitalizante de energía que te hará vibrar en bienestar y goce. Tu vida puede ser muy diferente porque tú serás diferente. Estarás nutrido de vitalidad. Te lo garantizo.
 

Reserva tu primera sesión

 

 

Miguel Ángel Palacios

Psicólogo Terapeuta.

facebook.com/yocambioahora.com

Problemas Sexuales
5 (100%) 3 votes

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *