Blog

Habitar tu cuerpo I – Más allá de los condicionamientos

habitar el cuerpo mujer inspiracion empoderada

Queridos, les presento una serie de apuntes que voy a compartir sobre el abordaje central de la psicoterapia corporal. Habitar tu cuerpo es la primera entrega, a modo introductorio sobre temas que voy a desarrollar progresivamente, y también a modo de manifiesto: que haya claridad respecto a lo especial de esta terapia. Que les sirva mucho.

HABITAR TU CUERPO 1 – ir más allá de los condicionamientos.

Desde niños cargamos con tanto condicionamiento limitante: “no llores, no te enojes, no te emociones mucho, no seas débil, sé más duro, cierra las piernas, párate derecho, etc”

Con los años esa imposición va marchitando tu energía, la bloquea; el cuerpo se marchita también, se vuelve rígido, y la mente se va apagando. La chispa de vida se mantiene al mínimo y la vida comienza a abrumarte porque tu mente comienza a sostenerte sin el respaldo de la energía vital de tu cuerpo.

PERO SE PUEDE REPARAR TODO ESTO. Re-aprender a habitar tu cuerpo es permitir que la energía vital inunde tu cuerpo, relajar y entregarse a aceptar y aceptarte. Que tu mente no obstaculice sea lo que sea que sientes. No importan tus formas, tus proporciones, tus tamaños. Tu cuerpo es el ancla a tu realidad, y el instrumento para darle forma a tu realidad.

Habitar el cuerpo es un ejercicio constante de conciencia. Darte cuenta de lo que sientes implica hacerse cargo de cada experiencia que vives. Implica comenzar a tomar poder sobre cada decisión, y te obliga a movilizarte por aquello que quieres para tu vida. Habitar tu cuerpo implica descubrir tu ser real, porque descubres qué cosas resuenan contigo y qué cosas no. Es un ejercicio constante de autorenovación: lo obsoleto lo dejas atrás.

Habitar tu cuerpo es permitir que te inunde un flujo de energía vital hermoso. Tu cuerpo antes estaba fragmentado y ahora está integrado. La integración te muestra quién eres: aparece una creatividad y original inigualables que te hace brillar con luz propia. Tu energía fluyendo es tu propia fuente de inspiración constante. Y cada acto consciente puede ser una manifestación de tu individualidad, como un arte personal, que imprime todos los entornos por donde pasas.

Toda terapia corporal enfocada en tu potencial te llevará a este estado. Es una invitación a ser tú mismo y que tu vida brille como nunca.

 

Miguel Ángel Palacios

Habitar tu cuerpo I – Más allá de los condicionamientos
5 (100%) 1 vote

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *